El evento inicia a las 5:45. Piscos de honor

8.07.2006

Nada dentro de todo

Por Jaimedonato

Nada dentro de todo. No existe motivo cualquiera que pueda hacer que brilles tanto; sólo a través de mis palabras existes y te haces eterno, oh estruendo de mediodía. A la amante traicionada se recurre cuando buscamos la respuesta al deseo, del quiero y del absolutismo de la incordura.

Cuando trasnochado se levanta el día, la sombra abyecta de las flores que dejó la noche entre el fragor de nuestros cuerpos me hace sentir nuevamente tu figura que sube hasta el follaje del árbol genealógico de nuestras batallas. Sobre el cuadrante de la amistad se ha antepuesto la mentira mentira mentira mentira ciento cincuenta veces y no la comprendo. Desnuda ella y desatada revienta el cántaro, rebasa su contenido
y la piedra, en el piso, se queda mojada y nadando para escapar o volverse transparente, mimetizarse con el agua que la cubre
dejándola encinta. Vapuleada y querida, con hijo y remendada para seguir mintiendo. Exceso de violencia. Varios versos no siempre componen un poema, sino rabia:

Bajo la techumbre y en la torre de tus manos
Recae nuestra desgarrada guardia
Que cobija a nuestro frío para brindarnos la sombra
Que necesitamos, para
Hacer que se rindan nuestros
Cuerpos (forma exultante de carnes acompasadas)
Ante la lluvia y por fin saber que la vida siempre
Fue un ensayo, pero jamás una historia completa
Donde a los principales
Sólo se les menciona,
Pero están siempre en nuestra respiración.
Y suben a nuestra torre
Buscan y llaman. NO encuentran.
Rompen las piedras. Los muros
Y extramuros de nuestra audición.
De nuestra propia vista,
Desollando al vigía que imaginamos, pero que está presente.
Tamborileando con sus pieles
Componiendo nuestra canción.
La marcha
Donde oiremos la historia de nuestras traiciones que nacieron en un envase de cristal moreno y que reivindica las hazañas que trajimos en cajas echas de arco iris-maravillosos que siempre muestran a todas las cabezas que redujeron, y conforman el verso más largo que pudieron haber hecho nuestros propios dedos, únicos testigos dactilares de la desventura de nuestros sentidos y que hace resonar nuestras testas que empiezan a ser jibarizadas, escuchando como pasan las aves para el encuentro con el mediodía, su rayo exquisito. Así se desplumen, ellas van. Pronosticando lo inexpugnable de esta muralla hecha de palabras pero que al final cederá con la angustia y gravedad con la que cae una gota de agua en este foso que nos protege y miente segundo
Tras segundo.
Hasta cuando se busca el amanecer con la deidad de todos los infiernos y de las ciudades
Que apestan a tabaco y café con dióxido
De tu respiración
En tu respiración después de haber bailado
Y cantado todas tus letras, números, signos, fonemas
Y miles de retratos derruídos por
La mísera copia de mí mismo, por la forma en como te miro
Te enumero y sigo
Como un viandante
Camino a Gomorra para librarnos de las exequias rutinarias.
Del residuo vibrante del mundo menos nosotros

Ya doblega la risa. Nuestro huésped llora
Detiene la respiración y se ha puesto
Frío y color lívido, cárdeno
¡Ya ni se fija en nosotros!

2 comentarios:

El Jinete de la Tortuga dijo...

un cavernícola poeta!

JAVIER dijo...

Tambien sale como revista?
Ojala se pueda colaborar. ¿se puede mandar poemas aqui? Gracias